Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Cuando hablan de Creta

El Libro de mi Selva

El Libro de mi Selva
Mi selva

No importa cuándo si hoy es todavía

No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo

Hasta darles la vuelta -Felipe Zapico-



Un nombre, mujer, 
nombre, hombre, 
todo y su nombre, 
nombre que designa
no es el nombre,
nombre no es
nada es nombre,
nombre, nombre
tan dicho que parece
lo que no es nombre.


            Manuela Ipiña

A veces, me acuerdo de Felipe Zapico y escribo algo así.
El juega con palabras hasta darles la vuelta.
A veces se censuran fotos de niños, más bien de niñas, por no llevar parte de arriba.
Qué enferma debe estar la gente. Eso sí, los textos ni los leen pero jamás se te ocurra enseñar algo tan natural como la vida.

Con poco cariño a quien hace de nuestros datos un negocio para tontos.Y ahora os dejo a solas con Felipe Zapico, un ser extraordinario, auténtico y entrañable donde los haya. 



Basta de lamentos
pilla un ladrillo del suelo
basta de lamentos
escupe a quien te oprime
basta de lamentos
rompe lo que puedas
basta de lamentos
desenchúfate
basta de lamentos
llena una botella de gasofa
basta de lamentos
tira una piedra
y nunca, nunca
escondas la mano
tiéndela
a todos los hermanos
pero por favor
basta de lamentos.
El ladrón de peras, 2013
Ese que mira para otro lado
o
que aunque esté en el epicentro de la catástrofe
afirma no ver nada
ese
que se encoje de hombros
y silba
ese que
no siente
más que sus intestinos
ese
que dice ser apolítico
no meterse en líos
no buscar problemas
ese
el indiferente
ni
siquiera temblará
la
madrugada
en
que
llamen a su puerta
y
por supuesto
no
será
el lechero
quién vaya a por él.


Recomiendo a quien pueda, conocerle y verle proclamar sus versos.Es de lo mejor que he visto en la vida.

Aquí la primera vez que le vi, en Voces del Extremo.


Aquí un poco más de Felipe Zapico


Yo también veo mamíferos








No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.