Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Cuando hablan de Creta

El Libro de mi Selva

El Libro de mi Selva
Mi selva

No importa cuándo si hoy es todavía

No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo

Claro que puedes



Claro que puedes, puedes hacer mucho. Puedes dejar de juzgar a la mujer por su aspecto físico, la ropa que lleva y su vida sexual y sentimental. Puedes dejar de ser cómplice necesario del chiste machista que quita importancia a la situación que vivimos.

Puedes tratar con el mismo respeto a hombres y mujeres, puedes dejar de llamarle chavala a la que curra contigo, dirigirte a alguien con un mote o silbido, puedes dejar tu actitud condescendiente, puedes darles la misma autoridad e idéntico salario. Dejarles hablar y darles espacio, dejar atrás comentarios que no harías a un compañero.

Puedes decir que eres feminista (ya es hora de conocer el término), puedes dejar claro que estás por la igualdad, que una mujer debe debe de ser libre, por ella como persona y no porque pudiera ser tu hija, tu madre o amiga.

Puedes dejar de llamarle “tu mujer” si es tu esposa, porque tú no eres “su hombre”, eres su marido, porque ella es más que eso y ese término no la define. No se si ves la gran diferencia que implica esta forma de referirse a ella, que, además, tiene nombre.

Puedes irte del sitio o lugar donde nos cosifiquen, ya sea revistas o conversaciones. Puedes salir con nosotras a la calle, hacer ruido hasta que esto cambie, acompañarnos a casa, el portal o al baño. Sí, al baño, vamos juntas por varios motivos. Hoy por desgracia, a veces no es un sitio seguro.

Puedes mirar qué competencias pides a una mujer y cuáles a un hombre, si quieres más pistas.

Puedes educar a tus hijos en igualdad, permitirle a ella las mismas palabras que en él no te rechinan, darle libertad para que elija sus hobbies, mostrarle el mundo y no solo los juguetes, aficiones y ambiciones que esta sociedad adjudica a uno u otro sexo.

Puedes hablarles del amor en libertad, de pareja como algo que puede estar o no estar, prevenir y explicar qué son los celos y el maltrato psicológico.

Hoy en día hay mucha lectura igualitaria, puedes cuidar qué libros regalas.

Puedes decir otros adjetivos, no hacer ver que guapa parece el halago por excelencia para una niña. Puede que ella prefiera kárate a ser bailarina, nunca sabrá si no lo prueba.

Puedes dejar de hacer comparaciones, decir que otra mujer suele ser el peor enemigo de una mujer, que no hay quien las entienda; son personas, no locas ni extrañas criaturas.

Puedes votar a partidos que demuestran que quieren cambiar esto. Puedes denunciar situaciones machistas, anuncios, publicaciones y comportamientos.

Puedes emplear lenguaje inclusivo para ir cambiando el esquema mental, consciente e inconsciente, porque esto es una carta a dirección, no al director, que puede ser mujer.
Si eres mujer, puedes dejar de hacer de la pareja la cúspide a alcanzar, puedes dejar de competir con otras, puedes dejar de centrarte en él, ser independiente e irte de gente que no te trate con el respeto que mereces. Eso y también todo lo demás.

Puedes hacer tantas cosas! Todas y más, salvo mirar a otro lado y seguir perpetuando este sistema que tú también construyes a diario.

Manuela Ipiña



Manuela Ipiña





0

Aquí nadie sabe

Tu centro de día y almohada de noche, 
el patio de cole donde eres un niño 
y te digo al oído que somos mayores 
pa' tanto cuento. 



Me he despertado al sur de una palabra,

donde cada mañana se derrota al tirano.

Aquí nadie sabe que me peino con los dedos.

No quiero vivir en un diccionario.

El Libro de mi Selva



Manuela Ipiña

Muy pequeña para algunas cosas, 
muy grande para otras.


"Jugando a vaqueros y haciendo un poco el indio
Pito, pito gorgorito, que me voy, que ya me he ido

Que ya he vuelto, que sí, que sí, que sí

Que a tu lado como un crío"





















0

Entrevista en Candela Radio



El viernes pasado Daniela Bartolomé me entrevistó en CandelaRadio.

Ahí va el link para quien tenga un ratito. Pincha aquí


Manuela Ipiña








0

Me gusta poco la gente que dice mucho " imposible".

Perdí la señal del satélite de turno,
siempre hace bueno, si no miro el parte.
Espero hace tiempo un anticiclón.
Tan grande que destroce
el mundo conocido
y borre del mapa cualquier frontera.
Espero siempre lo que pudo ser
el reino menos animal de todos.
-Imposible es una excusa imposible-

Pasa y deja quien seas en la puerta
Espero hace tiempo un anticiclón. 
........................
Un poemita de El Libro de mi Selva
Me gusta poco la gente que dice mucho "imposible".

                                               Manuela Ipiña
Manuela Ipiña


Recuerdo que el libro puede pedirse en cualquier librería, también en Sudamérica. En la página web de PiEdiciones, librería, Voces de Vanguardia. (Aquí)

0

Encuentra lo que amas


Escuché hace poco, en una conferencia de Sergi Torres, que a la hora de llegar a la muerte haya dos tipos de personas, las que están satisfechas con su vida y las que no, las que fueron/ hicieron aquello que quisieron y las que no. 

Minutos después alguien twittea "Lo más difícil de aprender en la vida es qué puente hay que cruzar y qué puente hay que quemar". 

Se me ocurre que están muy relacionadas y creo, intuyo, que Bertrand fue de los segundos. O quizá no, quizá tan solo se quedó mirando.

En cualquier caso, de momento, el día que aparezca game over en el techo, se que estaré entre los primeros.

Es un tema muy recurrente.

Yo me quedo con Kipling, y subiendo la apuesta, llego a Bukowsky. 
Él siempre la sube.

No quise vivir muriendo y elegí la vida
Así podré sonreír cuando llegue la muerte 
aunque no la elija porque moriré viviendo. 
                                             Rudyard Kipling.


Encuentra lo que amas y deja que te mate.
                                             Charles Bukowsky

(Encuentra, que no busca, ojo al matiz.)


Todo esto para llegar, barriendo para casa, a No importa cuándo si hoy es todavía, donde Kipling me prestar alguno de sus versos para hablar de pequeños ratones sin salida, entre ellos un genio con triste vocación de lámpara gastada que si hubiera sabido, habría vivido antes de comerse el alma por las uñas. Después Kipling me llevo al Libro de mi Selva pero eso, como siempre, es otra historia.


Ahora toca una canción. 
Aquí llueve mucho.
Alguien sí se moja.

Besos

Manuela

Manuela Ipiña







0

I feel my heart beating


Turn your magic on, to me she'd say
Everything you want's a dream away
We are legends, every day
That's what she told him
I feel my heart beating
I feel my heart beneath my skin
I feel my heart beating
Oh, you make me feel
Like I'm alive again
-Qué es poesía?- Me preguntas mientras clavas tu mente en la mirada. 
Poesía eres tú cuando pierdes los papeles.
If we've only got this life
This adventure oh then I
If we've only got this life
You'll get me through, oh
If we've only got this life
And this adventure, oh then I
Wanna share it with you

Bonita la selva en primavera.
Disfruten..
Manuela Ipiña


0

La canción más hermosa del mundo.



Algunos días el circo es más circo, 
los payasos deambulan con sonrisa dantesca, 
la barba deja a la mujer barbuda, 
el enano de pronto da un estirón.

-Qué apaguen la luz! - se escucha al fondo.
Después llego a casa y le pido a Sabina 
que me cante la canción más hermosa del mundo.

0

Pensamiento feroz

Deja pasar al caballo salvaje,
manada de un pensamiento feroz.
La entrada despierta tiene salida.
Hoy, sin prisa, ve al mundo.
Ahora y después, mañana también,
elige cuándo, dónde, cómo y qué,
olvida que todo es puro teatro;
que parte de ti contempla a distancia
cómo se pega a un ojo su visión,
qué verdadero resulta el papel
que olvida su mentira.

                   Manuela Ipiña

(Dedicado a Sergi Torres, que tanto me despierta)

Manuela Ipiña

0

Ciertas locuras no son transitorias


Verte de nuevo, cuatro besos en el cuello. 
Mordidas que no cambian después de tantos años. 
Ciertas locuras no son transitorias. 
Olvidé las preguntas que no tienen respuesta.
Tan solo te miro. Disfruto y doy las gracias 

a quien sea que nos junta. 
Haces que mi casa quepa entre tus hombros.


Manuela Ipiña

0

primera llamada


Quizá sí hubo primera llamada,
una decisión que marcara diferencias.
Puede que también, decidiera darte todo
y abandonar junto al tedio,
aquella manía de medir las consecuencias
antes de nacidas.
La verdad es que no logro
recordar aquel día
y tampoco importa mucho,
supongo,
en cualquier carretera nacen girasoles,
antes de que el sol llegue a sus semillas.
Siempre viví sin reloj ni calendarios.
Atendí cada llamada y olvidé cada lamento.
No sé vivir sin oír los espejismos
que mi alma dibuja (y a veces encuentra).




Como he dicho alguna vez, escribir es echarse las cartas
No es sentido adivinatorio, propiamente, sino como haría una especie de vidente, aludiendo a Rimbaud, "Epoeta se hace vidente por un largoinmenso y razonado desarreglo de todos los sentidos".

Vidente de uno o de una misma, en cada poema queda al descubierto mucho subconsciente. Podría de decirse que, leído después, sirve para hacerte consciente de cosas sobre ti que a lo mejor no veías en ese momento. Desarreglando los sentidos, se entierra la razón, gran carcelera de la humanidad. Cuánta gente piensa su vida en vez de vivirla?  

En este poema se ve la pretenciosa voluntad de controlar la vida, ¿cómo, si no, seríamos capaces de predecir las consecuencias de nada? Qué ridículos somos!Qué ridícula soy!

Volviendo al poema, una no sabe cuándo empieza la historia, el cuento te va enredando en silencio, hasta que un día, de repente, te sorprendes mirandole y sintiendo que le quieres. 


Os animo a escribir. 
Os animo a veros.

Manuela Ipiña




























0

Llame a deshora a un sastre valiente


Descosí la mentira de  alta costura
Llame a deshora a un sastre valiente
La piel se rindió a
 un tacto de fibra
No digas, amor que fue imposible.

Poliester en El Libro de mi Selva


Yo tan de algodón y tú tan poliester. No se me ocurrió insulto más atroz que decirle a alguien que está hecho de fibra, algo sintético. 

La mentira es mentira, por mucho que sea de alta costura y esto me lleva al traje del emperador, que irá fabuloso. Qué pena que la apariencia no caliente! El caso es que tenía que escribir utilizando temas relacionados con la costura y salió esto.

Por cierto que ayer me dieron una buena noticia, el libro ya puede pedirse en cualquier librería! Así que ya sabes, pídela en tu librería de siempre (o no) y te la llevan en dos días.

El link a la página de compra de PiEdiciones ha cambiado.
Ahora está en Voces de Vanguardia. Si tengo tiempo, iré cambiando link por link, aunque de momento prefiero pensar que quien lo quiera lo encontrará.

Gracias por el interés.

Manuela Ipiña


0

girando en deseos


La diferencia entre el consuelo y el alimento consiste en lo siguiente: si tú tienes una planta que está enferma porque la guardas en un armario oscuro y le diriges palabras tranquilizadoras, eso es un consuelo. Si sacas la planta del armario, la pones al sol, le das algo de beber y le hablas, eso es un alimento.
  
Clarissa Pinkola 
Mujeres que corren con los lobos 

Así empieza el prólogo de Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Disponible aquí ( amazon y librerías).

Así empieza el prólogo y así empezó mi aventura como poeta salida del armario . Que paséis buen día, y os alimentéis bien. 
Besos

Manuela Ipiña


Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

0

El día menos pensado



Siempre llega el día menos pensado

-EL DÍA MÁS SENTIDO-

Dice Eckhart Tolle que la vida es una aventura, no un viaje organizado. Yo opino lo mismo. Aun así hay mucha gente que insiste en controlar, en comprar agendas donde apuntan cualquier cosa. Cualquiera menos respirar.

Esto me lleva a un tanka incluido en El Libro de mi Selva.

Venzo al futuro

en un salto pequeño.
Respiro vida.
En silencio agoniza
el reloj del pasado.


*El tanka es un tipo de poesía tradicional japonesa. 
Consta de cinco versos de 5-7-5-7-7 sílabas

El Libro de mi Selva


Un saludo a toda la gente que me lee desde USA. Thanks!










0
Con la tecnología de Blogger.