Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Cuando hablan de Creta

El Libro de mi Selva

El Libro de mi Selva
Mi selva

No importa cuándo si hoy es todavía

No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo

Siempre deshiela si dejas el invierno.

Tú querías ver la nieve
yo quería verte a ti.

Tú reías sin mirarme
yo miraba y asentía.

Siempre he sido más de playa
y me estaba congelando
al calor de tus abrazos.


Hay miradas y abrazos tan fríos como la nieve.
A veces una se congela para no sentir.
Pero eso no es vida.

Siempre hay deshielo cuando dejas el invierno.
Pase lo que pase,morirse en vida es un precio demasiado caro.


Estuve mucho tiempo congelada en un abrazo.
Ahora me derrito sin miedo cuando quiero.

Manuela Ipiña


Si fuera una canción,hablaría de un camino hacia la buena suerte.


Tú preparando tan solo un café
Con la mirada en el suelo
Yo acostumbrándome a hacer el papel
De como que nos queremos





0

Quiero a un hombre



Que sea verdad, en todo esperanto,
quiero a un hombre que cante en silencio.

Que pise el suelo y sea fantasía,
quiero a un hombre que entienda a la fiera.

De fuertes brazos y piernas columna,
quiero a un hombre vestido de puerta.




El Libro de mi Selva
El Libro de mi Selva. Manuela Ipiña. PiEdiciones



Me muero de ganas de que salga a la calle!
El día 16 nos vemos en el Dock Bilbao

















0

Cuando llega la noche



Cuando llega la noche,
reinventa un nuevo sentido del hambre,
dibuja la selva que me hace hormiga.



Manuela Ipiña



0

"Siempre que te acercas me traes flores." Ana Pérez Cañamares



Hoy os voy a hablar de Ana Pérez Cañamares. Desde que leí "Las sumas y los restos" me quedé con su nombre y su poesía. Después seguí con "Alfabeto de cicatrices" y entonces la guardé en el cajón de imprescindibles. 

Hay muchas formas de escribir poesía. Hay poesía bien escrita,hay poesía original y hay poesía que,además de eso, te llega en el mensaje, que nutre y aporta, que te presta un espejo sabio y travieso. Es su forma de despertarte.

No hablo de fechas ni de biografía.
Mejor comparto alguno de sus poemas.



Aunque yo lo olvide todo
que mi palabra no olvide
pelear por su utilidad:
como cuando mi madre
poco antes de morir
agarró mi brazo
y me dijo al oído:
“de una casa sin alegría
hay que salir corriendo.”
No sé si recordaba que yo era su hija.
No sé si sabía su propio nombre.
Por eso sus palabras
eran la Palabra de Dios.
El espejo discreto. Editorial Pre-textos


Habito un internado
donde soy la institutriz
y la niña abandonada.
Bebo del deber.
Sobre un calendario duermo.
Trago el pan de la obligación
y transcribo las frases de otros.
Hasta que apareces tú, como
las puertas abiertas del patio.
No suenan campanas
no gimen los relojes
los segundos se suceden
con la cadencia de olas.
Este es tu trabajo: construir recreos.
Después del juego, dejas a mis pies
las flores anónimas de la infancia.
El espejo discreto. Editorial Pre-textos

Cuando el sol ya sólo se adivina
en su reflejo sobre los pájaros
que vuelan fuera de tu alcance
es la hora de cerrar los oídos
a los gritos que te apremian
y escuchar los ecos que vienen
de lejos para susurrarte:

defiende tus alas.

          De las sumas y los restos. 
          Premio de Poesía Blas de Otero Villa de Bilbao



Durante las vacaciones
recogemos las piedras
que el mar nos regala.
Son las piedras con las que luego,
En el invierno, reconstruimos
Las ruinas de nuestras guerras.
No solo les pedimos
Que resistan.
También que nos recuerden
que el mar existe.
Alfabeto de cicatrices



Nos citamos por primera vez
en un poema
desde entonces no lo sabes
pero siempre que te acercas
me traes flores.
De regreso a nosotros.



Cómo es posible que me encuentres
cuando soy descampado o ruina
y sin embargo has venido
mi nombre y señas los traes
apuntados en un sobre
al abrir la carta encuentro
los planos de mi reconstrucción:
yo misma los dibujé hace años.
De regreso a nosotros.

Ana Pérez Cañamares
Ana Pérez Cañamares


Cualquier libro de ella trae más que flores.

0

De bocas y calles, de ratones sin salida, de aviones entre bicicletas, estrellas y planetas.


Hoy comparto con vosotras, con vosotros, el vídeo de la presentación de No importa cuándo si hoy es todavía en Bilbao. Uno día muy especial para mi.

A partir del minuto trece, empiezan los poemas. Antes habla Alicia Ares, a quien siempre estaré muy agradecida, gran editora y persona. Después Ana León, amiga del alma y autora del prólogo.

Espero que paséis un buen rato y os gusten los poemas. Es difícil elegir uno en estos momentos.

Sobre todo gracias a la gente que me acompaña. Hace falta mucho calor para "desnudarse".

Gracias a Jon y Puy, por poner la música y esa voz maravillosa. Gracias a Ane, esa niña tan maravillosa que me deja hacer las veces de madrina.
No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo si hoy es todavía. 


Vídeo aquí Presentación de No importa cuándo si hoy es todavía. Bilbao 2016






0

Si te quedas quieta ahí


PIANO PARA SORDOS 

Recordando, esta tarde, lo que fue el sendero
de tus manos en mi cuerpo, escuché, por un momento, 
aquellos acordes que tan pronto me enseñaste;
tus primeras lecciones de piano para sordos.
La fuga terminaba con un par de sostenidos
cuatro orejas y dos muertos, 
que por fin escuchaban el silencio entre sus manos.

Después me hice guitarra y tú saxofonista, 
durante años escuchamos, entre otros instrumentos, 
un sin fin de melodías que nunca borraron
 ninguno de nuestros acordes.

Ahora espero que la octava sea la vencida
y aparezcas de repente con la foto de Beethoven.


Manuela Ipiña
Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte. Editorial Cuadernos del Laberinto

Dicen que el que espera desespera, pero es mentira, el que espera muere, minuto a minuto. 
Tenemos dos vidas, la segunda empieza cuando te das cuenta de que solo tienes una. (Confucio).

Si fuera canción hoy sería Jóvenes eternamente

Si te quedas quieta ahí, 
yo te grabo en mi cabeza cuando no paras de reír. 

Si cambias de canción, siempre llega otra, más bonita todavía, pero eso requiere cambio y .....es otra historia.




0

Al cuerpo que hoy, con pocas preguntas y muchas respuestas, sostiene tus días


Querías un sitio
al que siempre volver,
la carta que inventara
caminos a tomar,
un viejo amigo
que recordara tu canción,
descansara contigo
y bailara al ritmo
de tu alma insaciable.
Tanto lo querías
que al final te lo dieron
y tiempo después
olvidaste dar las gracias
de los pies a la cabeza,
de la piel a los brazos
y en todos sus extremos,
al cuerpo que hoy,
con pocas preguntas
y muchas respuestas,
sostiene tus días.




                                                                                       No importa cuándo si hoy es todavía.


Es muy sabio, háganle caso. Sentir, sentir, 
sentir y escuchar lo que nos dice.

Dice Galeano:



La iglesia dice: "El cuerpo es una culpa".
La ciencia dice: "El cuerpo es una máquina".
La publicidad dice: "El cuerpo es un negocio".
Y el cuerpo dice: -"Yo soy una fiesta".
Ventana del cuerpo. Galeano


Well open up your mind and see like me
Open up your plans and damn you're free
Look into your heart and you'll find love love love love


 
No importa cuándo si hoy es todavía
Manuela Ipiña


0

Días azules

"Estos días azules y este sol de la infancia"; El último verso de Antonio Machado, fallecido un día como hoy, hace 79 años. 

Sin haberlo leído nunca, pensaba llamar Días Azules al segundo poemario. Se me pusieron los pelos de punta cuando vi que ya existía y que fueron sus últimos versos. 

Hoy me vuelve a pasar cuando veo en google esta foto, prácticamente igual a otra que tengo yo. Curiosamente acabé con No importa cuándo si hoy es todavía, haciendo referencia, otra vez sin quererlo, a este poeta, sabio en cuanto a desarrollo espiritual y psicológico se refiere. Lo recomiendo totalmente.

"Y cuando llegue el día del último viaje y esté al partir la nave que nunca ha de tornar, me encontraréis a bordo, ligero de equipaje, casi desnudo, como los hijos de la mar."
0

Tanta lucha y tú tan descanso.


Contigo no hay toalla que tirar.

-Tanta lucha y tú tan descanso-






       Esas personas con las que sale solo.

       Seguro que conoces a alguna.

       Va por ellas.

       Por ellas y por David Testal, que me lo recuerda: 

             Lo auténtico se expresa sin esfuerzo. 
             Es fingir lo que requiere un esfuerzo.


Ya soy mayor para fingir nada. Y tú, ¿qué opinas?


Si fuera una canción, este poema sería un trocito Perfect Symphony

Si fuera un libro, El Libro de mi Selva, que despega en marzo.
El Libro de mi Selva



"ofrece la oportunidad de encontrar una ventana que rompa paredes, una huida hacia el encuentro, la llave del patio donde juega la verdad, tan bonita como es, desde la pasión y la ternura, la rebeldía y la paz, la denuncia y el compromiso.»
Ipiña muestra en su producción poética una clara influencia del surrealismo de la primera mitad del siglo XIX, dejando entrever en su poesía tanto su vocación libertaria como otras características propias de dicho estilo, como es la exaltación de lo onírico.
Al igual que hicieran Antón Breton y sus coetáneos, el yo poeta de Ipiña se deshace de todo nivel de censura ejercido sobre su subconsciente para abordar, sin ninguna coerción moral o social, su pensamiento y emoción. Y todo ello en un intento de llegar al terreno de la consciencia en libertad."





0

Cuento las estrellas


Cuento las estrellas
porque soy el universo,
haciendo de las suyas.




Manuela Ipiña. El Libro de mi Selva.



el principito

0

Sobre todo, recuerda


Regala un vídeo de beso en lata.
Elige un arroz que te sobreviva.
Tira de filtro cuando el sol se marche.
Si la lluvia amenaza,
en esta cabina mueren las nubes.
Toma abre fácil y pan sin corteza,
sube a la cinta del aeropuerto,
andar ya no es del todo necesario
(aunque puedas contar cuánto caminas).
Que Siri te dé el camino a seguir.
Con este botón el coche va solo,
por algo será el primer resultado.
Sobre todo recuerda:
Estamos aquí pero puedes irte.   




Manuela Ipiña

0

Cuando dos se reconocen



Se conocieron. Él la conoció a ella y a sí mismo, porque en realidad nunca se había conocido. Y ella lo conoció a él y a sí misma, porque aun habiéndose conocido siempre, jamás se había podido reconocer así."

El barón rampante. Italo Calvino


Ella probablemente, antes escribiría esto.

Sujétame un poco
que me estoy desinflando
y de un momento a otro
puedo salir volando.
Ya no quedan canciones tristes
ni aire que aguante un gramo más de helio.

Esto debe ser, más o menos, 
lo que siente un globo
cuando se muere.

                                      No importa cuándo si hoy es todavía. Ed. Cuadernos del Laberinto



Como dice Octavio Paz, cuando dos se reconocen, el mundo cambia. 


Octavio Paz



0

Vuele quien caiga, libere a quien pese



Si por encima de todo celebro con Mario 
que usted exista y salgo de casa 
desprovista de escudo, 
si soy un verso enamorado de la vida; 
Qué voy a hacer sino decir su nombre 
a deshora y en tiempo,
caiga quien vuele, libere a quien pese, 
para mí y para todos mis compañeros.



Manuela Ipiña


El Libro de mi Selva


Lucky me

https://www.amazon.com/Manuela-Ipi%C3%B1a-Pando/e/B071GTHBHK
0

Es la bestia que despierta. El Libro de mi Selva


No soy yo,ni mi vestido, ni mis ojos,ni el camino. Ni siquiera las manos y tampoco los zapatos.Es la bestia que despierta cuando llegas y me pides que te cuente con las manos que en El libro de la Selva se olvidaron de nosotros.

Manuela Ipiña

Si algún día se me olvida, recuérdamelo.


Manuela Ipiña

"ofrece la oportunidad de encontrar una ventana que rompa paredes, una huida hacia el encuentro, la llave del patio donde juega la verdad, tan bonita como es, desde la pasión y la ternura, la rebeldía y la paz, la denuncia y el compromiso.»
Ipiña muestra en su producción poética una clara influencia del surrealismo de la primera mitad del siglo XIX, dejando entrever en su poesía tanto su vocación libertaria como otras características propias de dicho estilo, como es la exaltación de lo onírico.
Al igual que hicieran Antón Breton y sus coetáneos, el yo poeta de Ipiña se deshace de todo nivel de censura ejercido sobre su subconsciente para abordar, sin ninguna coerción moral o social, su pensamiento y emoción. Y todo ello en un intento de llegar al terreno de la consciencia en libertad."


Yo os recuerdo que en marzo ya estará disponible. Se podrá encontrar en la Librería Universitaria de Bilbao ( Garcia Rivero) y en la librería Cámara (c/Euskalduna) y en la página web de PiEdiciones. Cómo no, también, en la presentación del viernes 16 de marzo. 


( P.V.P. 10 €)


0

Presentación de El Libro de mi Selva - Manuela Ipiña. PiEdiciones. 16 de marzo de 2018


EL viernes 16 de marzo, a las 20.00, tendrá lugar la segunda edición de POEMS & WINE en Bilbao. Será en el Dock y allí presentaré El Libro de mi selva.

Este libro nace después de ganar el Certamen literario La Huella de la palabra de PiEdiciones en 2017.El premio consistía en la edición de un poemario. Yo qué voy a decir, es sin dudas, mi favorito.

La música correrá a cargo de Jon y Puy. 
Ya sabéis lo bien que suenan! 

Empezaremos a las 20.00.

Vamos...
     
     A qué esperas? 
                     
                   Apúntalo en la agenda 
                             16/03/2018

Manuela Ipiña
El Libro de mi Selva. Manuela Ipiña. PiEdiciones.


Te espero en el Dock. Paseo de Uribitarte, nº 3.
Salud y poesía


0
Con la tecnología de Blogger.