Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Cuando hablan de Creta

El Libro de mi Selva

El Libro de mi Selva
Mi selva

No importa cuándo si hoy es todavía

No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo

A la antigua, con el alma y sin mirar atrás. Jaime Sabines



"y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti." 


Hoy tiro de uno de mis poemas favoritos. Últimamente ando poco inspirada. Cuando una escribe, sabe que eso quiere decir algo.

A veces, muchas, lo que no hacemos o decimos, da más información que lo que hacemos."Aprende a escuchar lo que no te dicen",dice Jodorowsky. 


Mientras saco del armario al verso más cobarde, me quedo con Sabines.




Te quiero como para invitarte a pisar hojas secas una de estas tardes. 
Te quiero como para salir a caminar, hablar del amor, mientras pateamos piedritas. 
Te quiero como para volvernos chinos de risa, ebrios de nada y pasear sin prisa las calles. 
Te quiero como para ir contigo a los lugares que más frecuento, y contarte que es ahí donde me siento a pensar en ti. 
Te quiero como para escuchar tu risa toda la noche.
Te quiero como para no dejarte ir jamás. 
Te quiero como se quiere a ciertos amores, a la antigua, con el alma y sin mirar atrás 


Jaime Sabines





Manuela Ipiña

0

Que el amor sea mano y no un contrato


Estamos en plena cultura del envase. El contrato de matrimonio importa más que el amor, el funeral más que el muerto, la ropa más que el cuerpo y la misa más que Dios.” 

                                                                                                                       Eduardo Galeano



Auschwitz era casa y el amor unos papeles.
Todos los trenes llegaban de Estocolmo.

Ocho paredes, pasillo de chinchetas
y cristales opacos para no ver la vida
insuflando verdades a un pobre hormigón
vacío de presentes.

Cómplice del pozo que ahogaba cada noche,
él con su mano, ataba las muñecas.
Encerraba el espanto en casas bonitas.

Olvidaba que algún día, despertaría inevitable
Que ella,sin remedio, encontraría la pluma 
que dibujara la llave.

No importa cuándo si hoy es todavía. 
Ed. Cuadernos del Laberinto


En el último recital un chico me dijo que a el le gustaba que el poeta explicara un poco el poema. Creo que cada una, cada uno, lo entendemos según nuestra vida pero también está bien conocer desde dónde se escribió o lo que se quiso decir. Esta vez lo hago con la cita de Galeano.

Hace poco felicitaron a una compañera de trabajo por su 27 aniversario de boda. Ella contestó : no te creas, no está fácil separarse. Creo que con eso me sobran más explicaciones.Hay parejas que viven en un auténtico campo de concentración.En ocasiones también hay síndrome de Estocolmo, pérdida de conciencia y resignación absoluta.


Cuando el amor es unos papeles, tarde o temprano, pintan bastos.No hace falta agarrar una mano para soltar la otra. El problema es que mucha gente lo hace así. Yo que soy optimista,creo que antes o después, la evidencia y la vida se imponen,que por mucho miedo que haya, antes o después llega la liberación. 


Si hoy fuera canción hoy sería Los gatos no ladran, de India Martínez. Que el amor sea mano y no un contrato.

                                              Manuela Ipiña



Manuela Ipiña













0

y si..?


"Cómo me gustaría que estuvieras aquí!", dice la canción. Yo quería darle una vuelta. Qué es el amor sino querer que el otro sea feliz? 

A estas alturas, sería incapaz de estar con alguien que no es feliz a mi lado. Ya lo hice una vez y aprendí para los restos.

Qué hay más sano que relacionarse con lo presente? Para que andar pensando en quién no está a tu lado? Quieres acabar convertido en fantasma? 

La vida es corta. Agarra a quien quieras y suelta lo que no. "Tú encárgate de que vuelen las cartas. Ya caerán por la cara que elijan".Desea y actúa o muere deseando,como dicen por ahí, el "y si" puede ser la palabra más jodida. Intenta, suelta y que sea feliz, sobre todo que tú seas feliz.



Mejor saborear
la ausencia del olvido
sentirte feliz
estés o no estés
dar lo mejor
contigo y sin ti
que seas feliz
y dejar de cantar
todas las canciones
que no llegan al oído.
.........................................................

Wish you were happy.
No importa cuándo si hoy es todavía.
                                         
Manuela Ipiña


Si fuera una canción, hoy sería Respirar, de Bebe. 



Manuela Ipiña

0

La barbarie disfraza de víctima al verdugo


Me gusta la gente que va de frente, la que olvida la estrategia porque nunca la ha tenido. Igual por eso no aguanto a la gente manipuladora. Entre todas las clases, llevo peor aquella que se sirve de dar pena o lástima. En mi ya medio-larga vida de feminista, una de las cosas que más me ha entristecido ha sido ver cómo algunas mujeres juegan al juego de víctima-verdugo, máximo cuando en ello se utiliza a niños.

"Si suplicas amor, recibirás compasión", dice una frase de no recuerdo quién. Claro que a veces, el dicho viene hasta grande porque no es amor lo que se suplica, es apariencia, seguridad, orgullo o incluso posición económica. De todo esto, el título del poema.

Que nunca elijas ese camino, el castigo suele ser insoportable.

Que sepas distinguir a la víctima-verdugo y el maltrato psicológico, que no caigas en su chantaje. Que enseñes la retirada y nunca la jaula. De ti depende que aprendan a volar o a quedarse en un sitio siendo infelices.


Hoy con cariño a todos los padres que sufren chantaje.


Comerciaba con la pena,
jugaba por las noches
atrapando las estrellas,
las guardaba en sacos negros
y tapaba bien el forro
para no perderlas nunca.
Dominaba tanto la técnica
hecha culpa,
que le dieron el premio
a la mejor postora.
La enterraron en pena,
de la que solo salió
cuando dejó que por fin,
salieran las estrellas.
El cielo por entonces
ya se había marchitado.


COMPASIÓN Y CASTIGO 
No importa cuándo si hoy es todavía. Ed. Cuadernos del Laberinto.


Manuela Ipiña










0

Me quedo con la gente que me pone bonita



Dice Julio Cortázar: 

Ahora escribo pájaros.
No los veo venir, no los elijo,
de golpe están ahí, son esto,
una bandada de palabras
posándose una a una
en los alambres de la página,
chirriando, picoteando, lluvia de alas
y yo sin pan que darles, solamente
dejándolos venir. 

Tal vez sea eso un árbol
o tal vez el amor. 



A veces escribo sin saber qué escribo. Después, al de un tiempo, llego a comprenderlo. Dicen que somos un 80% de inconsciente, dicen que él gobierna tu vida hasta que lo haces consciente, dicen que escribir es llamar a los fantasmas, decía Rimbaud que todo poeta es clarividente. Creo que lo es cuando da rienda suelta y deja que salga sin que procese la cabeza. 

Eso que algunos llaman intuición, quizá sea aquello que captas sin darte cuenta, eso que vive al margen de tu consciencia.Eso que al cuerpo no se le pasa. Como todo, también tiene su parte negativa. 

" Hasta que el inconsciente no se haga consciente, el subconsciente dirigirá tu vida y tú le llamarás destino". Carl Jung.

Mientras voy por el camino, me quedo con la gente que me pone bonita, esa que le sienta bien a mi cuerpo. Todos somos sustancia química, basta observar el efecto del contacto. 
A veces solo se trata de respirar.
                                                                                                                      Manuela Ipiña

Manuela Ipiña


                                                                                            
0
Con la tecnología de Blogger.