Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Cuando hablan de Creta

El Libro de mi Selva

El Libro de mi Selva
Mi selva

No importa cuándo si hoy es todavía

No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo

"así, sin pensar, coge el color que más te apetezca y deja que salga lo que quiera salir"


Creo que una se encierra cuando se define, que hay que cuidar mucho lo viene después de esa palabra que tanto utilizamos: yo. Que cada día volvemos a nacer, volvemos a elegir. Que el pasado no debe ser una cárcel. Que la vida te trae y la vida maneja, que quiero vivir abierta y con ella. Por eso no quiero dirección ni remitente y así se lo cuento a Ane en un poema de Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte:

Afilarlo y aplaudirte
sólo con sonrisas
cada una de las veces
que escribas tu nombre
sin ninguna dirección
y tampoco remitente.




Hablando de esto, me viene a la mente algo que dijo Cortázar.

“Si a los niños los dejasen solos con sus juegos, sin forzarlos, harían maravillas. Usted vio cómo empiezan a dibujar y a pintar; después los obligan a dibujar la manzana y el ranchito con el árbol y se acabó el pibe”


Y es verdad, hasta el punto de que pierden el dibujo por el dibujo y antes de coger cualquier lapicero, se preguntan qué pinto.

"así, sin pensar, coge el color que más te apetezca y deja que salga lo que quiera salir"


Manuela Ipiña






0

Te soplo al oído



Te soplo al oído,
le cuento a tu brazo
que erizas mi pelo.

................................

Lo supe tan bien
como sabes de mis piernas.
Te quiero aunque no
sin reservas ni pistolas,
¿cuánto queda y cuánto hay
de los bares en incendio?

................................

Recuerdo tu mirada
abierta sin descanso.

..........................
A la rosa no hace falta preguntarle tonterías, sabe a quién le pincha y también donde florece. Eso creo yo. La Rosa y yo, los trenes y yo. Tu y yo. La vida y el cuerpo.





Hagamos del amor
la guerra de la cama.


0

Al 8 le gustaba esconderse entre las X. Ecuaciones



Hay personas que me dicen que no entienden algunos poemas, otras en cambio encuentran muchos significados diferentes. Si escribes un poema  y todo el mundo lo entiende igual, mal asunto. Eso creo yo.Quizá en el colegio deberían enseñarnos estas ecuaciones más que las otras.



I. Al 8 le gustaba esconderse entre las X. Le costaba contener su tendencia al infinito. La Y lo sabía y a menudo le escondía un cero bajo las faldas. Todos les llaman la multiplicación imposible.

II. Cuando X tendía a cero, Y le regalaba cuatro de sus octavos.El 2 desde lejos, les miraba con envidia.

 III. Cuando la X se despejó vio como la Y se iba con el primer número primo que aparecía por la ecuación. Ella en venganza, dobló su apuesta y se quiso al cuadrado.

 IV. Cuando X se deshizo de los números que le acompañaban bajo alguna condición,se dio cuenta de que le sobraba cualquier tipo de planteamiento. 
X tiende a X y no le hacen falta números que le adornen. 


Que nadie al juntarse te convierta en cero, que encuentres a la persona  que contigo le de envidia al dos, que seas un número infinito de posibilidades, que siempre te quieras al cuadrado o a la n.



Entrada dedicada a Moni Liñan, de Mallorca, con mucho cariño.
No importa cuándo si hoy es todavía. 
Editorial Cuadernos del laberinto.
Manuela Ipiña
0

Cuando te miro y me encuentro



Cuando salen flores y las atrapo en el aire
cuando te miro y me encuentro,
escribo 


                          versos que ya no me pertenecen


Tú querías ver la nieve 
Yo quería verte a ti
....................................................

No, no es tu silencio 
Son mis ganas de escucharte
.....................................................

Al cielo no le hacen falta 
columnas que lo sostengan.
............................................................

Se requiere de límites de capacidad aleatoria, 
también matemática y sobre todo metafísica.
Barajada la verdad y entre todos los expuestos
me quedo con aquellos circunscritos a tu nombre.

.....................................................


Después de años luz, enamorando a las sombras
el universo, por fin, se contrajo en la esperanza.
.....................................................

Algunos días, hasta los gorriones ladran.

Gracias por tanto.


                                          Manuela Ipiña


Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte. 
Editorial Cuadernos del Laberinto



Manuela Ipiña

0

Al ataque mis valientes


"Escribí para ti 
los poemas sin nombre, 
millones de muñecos
que hicieran de soldado
cuando el fuego cruzado 
lograse atravesar 
alguno de tus sueños."
.............................

Esto me lleva a una de mis canciones preferidas. 
Si fuera canción, hoy sería "I'll stand by you".

https://www.youtube.com/watch?v=KzjOo4HCn5k



Manuela Ipiña
No importa cuándo si hoy es todavía.

Manuela Ipiña

0
Con la tecnología de Blogger.