Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte

Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte
Cuando hablan de Creta

El Libro de mi Selva

El Libro de mi Selva
Mi selva

No importa cuándo si hoy es todavía

No importa cuándo si hoy es todavía
No importa cuándo

Yo soy Yo, Tú eres Tú



Yo soy Yo
Tú eres Tú
Yo no estoy en este mundo para cumplir tus expectativas.
Tú no estás en este mundo para cumplir las mías.
Tú eres Tú
Yo soy Yo
Si en algún momento o en algún punto nos encontramos
Será maravilloso
Si no, no puede remediarse.
Falto de amor a Mí mismo
Cuando en el intento de complacerte me traiciono.
Falto de amor a Ti
Cuando intento que seas como yo quiero
En vez de aceptarte como realmente eres.
Tú eres Tú y Yo soy Yo.
Fritz Perls. Oración de la Gestalt

Manuela Ipiña


0

Tanto te escribí...


Escribí para ti 
los poemas sin nombre 
millones de muñecos 
que hicieran de soldado 
cuando el fuego cruzado 
lograse atravesar alguno de tus sueños. 


Tanto te escribí,
que al final olvide que no existías, 
que solo era yo jugando al solitario.

No importa cuándo si hoy es todavía.
Ed. Cuadernos del Laberinto
Manuela Ipiña


Que me quiten el verso que alimenta la vida, ese que escribo cuando todo se pone color hormiga, el que llega de mí para mí misma; porque siempre una se escribe a si misma, aunque pueda pensar que escribe a otros.

En cuestiones de amor, sin embargo,no recomiendo jugar al solitario.
Se me ocurre alguno más divertido pero eso es otra historia.


Manuela Ipiña

0

A donde el corazón se inclina, el pie camina.


Dice un refrán que el pie camina hacia donde el corazón se inclina.
Yo digo que el cuerpo es sabio y que tiene vida propia. Hablo de besos, miradas y abrazos, hablo de escucharte, de ver la reacción que provoca en tu cuerpo una persona y digo que el olvido, como el amor,también pasa por ahí. 


Pasarás, como todos
de los ojos a los pies
Y más tarde, caminando
un día inesperado
dejaré tu recuerdo 
con cariño en el suelo.

Mientras, el viento,
me castiga con susurros
y maldigo algunas horas
que no pasamos juntos.

Poco a poco la ciudad
se llena de pasos
que no logran olvidarte.

Y se que pasarás,
el peso en cada paso
me dice que lo harás.
Cada vez siento más cerca
la cabeza de los pies.


No importa cuándo si hoy es todavía. 

Ed. Cuadernos del Laberinto
Manuela Ipiña



Manuela Ipiña

0

La chica de ayer sube la escalera




La chica de ayer sube la escalera
busca un peldaño que le haga cosquillas.
Se arregla y sube, primero al trastero
ha decidido cambiar de vivienda.

Baja contenta y saluda al portero.
Tiempo después, con la vida vacía
sorprende a la esperanza .
La chica de hoy se asoma a la ventana
observa al presente hecho barandilla;
Todo consiste en subir y bajar
Todas las escaleras se inventaron para eso.
Tiempo escalera. 


"Baila a su ritmo o muere sentado; Ella es la Vida y tú el bailarín."

Nada como empezar el día bailando, dejando al cuerpo que haga y se exprese. Subes, bajas, o estás encerrado en el trastero?


Manuela Ipiña

0

Esa energía que me sube por los pies



También a mí, a veces, me parece estar engendrando ríos de hormigas feroces que se comerán el mundo.
Julio Cortázar





Manuela Ipiña

0

A ti que vuelves a empezar



A veces no se trata de olvidar, sino más bien de recordar. A veces la vida te regala una mañana, un momento, un desajuste que te hace recordar aquello que era amor. Un momento, un gesto, que te pone en el camino de abandonar lo que, sin duda, dejó de serlo hace tiempo.
Una mañana en la que al fin te escuchas y sientes de nuevo ganas de empezar, la oportunidad de recobrar significados olvidados y actualizar diccionarios, ya sin el lastre de aquellas palabras que se perdieron en la voz de un eco desmemoriado.
De cuando abrí la ventana, recuerdo la luz.
Si fuera una canción hoy sería 
En Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte, te lo cuento así :
manuela ipiña cuando hablan de creta y yo estoy en marte

Os deseo muchas mañanitas de estas. En especial a todos los que vuelven a empezarManuela Ipiña










0

Si me hago carretera



Si me hago carretera y no hay cambio de sentido
Si doy largas y me duermo, esperando en el cruce

Cuando pierdo la salida y me salto el peaje.

Cuando todos los carriles
llevan a tu nombre;


 dejo el coche  

            y me voy...

                     de paseo 

                              por las nubes.


                                                     Manuela Ipiña 

Manuela Ipiña un paseo por las nubes











0

Cara de buena, Cara de tonto



Yo elegía con ella los molinos

(llámalo amor)

                                                                                    

Tenía cara de buena, de esas que rompen la vajilla entera sin tocar un plato. Yo tenía cara de malo; estaba dispuesto a pasarme la vida robando vajillas para que ella las rompiera.
                                                                                          
............................................................................................................


El ponía cara de tonto, 
yo hacía que no me enteraba. Él, por si las moscas, llevaba chocolate. 
Yo, por si los besos, le miraba como a una tienda de golosinas.


                                                                        Manuela Ipiña
manuela ipiña

2

Soltarte de la mano


Me gustan las manos, me fijo en ellas. 
Delatan, acercan y guardan el tacto.
Algunas dan calambre y otras sacan chispas.
Me gustan, sobre todo, cuando juegan con las tuyas.

Dice Gabriel Velxio:

"Ni en la espontaneidad del beso, o en el descuido de la caricia, dejamos de imaginar cómo serian esos momentos antes de que sucedan. Cuando soñamos llegar a esos instantes, premeditamos de alguna manera lo inesperado.
Entonces nos tornamos previsibles, porque el sentir delata, y la mirada confiesa lo que ya es inevitable. Así nos hace el amor: evidentes, cuando ha llegado, y ansiosos, cuando se ausenta. 


El cuerpo no improvisa, lo que el alma ha esperado." 

Si tú llegas antes y yo voy después,
volvamos a la línea donde todo comenzó.
Si tu norte y el mío te parecen diferentes,
piensa que ambos nacimos redondos.
Si llegado el momento perdemos el norte,
recuerda que es bueno perderlo de vista,
que nunca quisimos mapas dibujados
y por eso transitamos juntos el camino.
Si se acaba la ruta y se abren los caminos,
no permitas que me pierda,
rebozada de sal y cortina de humo,
todavía no manejo
las estelas en la mar
ni soltarte de la mano.

A Antonio Machado en No importa cuándo si hoy es todavía.
Manuela Ipiña


Manuela Ipiña

0

Instinto




A veces guardo flores en la punta de las manos. Hoy siento que el sol me espera en la puerta de tu boca y siempre tengo un disparate en la punta de la lengua, una pistola, sillas para el tango, tacones para el polvo, vendas de colores, orejas a pilas y sobre todo, colmillos feroces. 

Comprenderás, entonces, 
por qué me giro, siempre, 
un segundo antes 
de que aparezcas.



Este es un poema de Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte, inspirado en Drácula y en Bram Stocker. Fue la primera película que compré. Empezando por Annie Lenox, la historia y Wynona Ryder,me parece una gran obra maestra. También soy de las que creen en la reencarnación.Hace muchos años alguien me habló de uno de mis colmillos. Le hacía tanta gracia, que tuve que clavárselo, pero eso es otro poema.
El amor tiene algo de incomprensible. 

Querer entenderlo es encerrarlo, es abrir o cerrar con llave una puerta que no tiene cerrojo. Creo que nos hace bastante animales, tiene mucho de instintivo, de ahí el poema.

Hay personas que nunca se apuntan a celebrar nada, encuentran mil excusas y se justifican para no hacerlo. Otras, en cambio, celebran cualquier cosa, a veces las pequeñas y también las grandes.Sobra decir entre cuáles me encuentro.


Viene cuando viene y se va cuando se va. Igual que la vida. Que sea un drama o una bendición depende de que intentes sacar esa llave que nada abre y nada cierra; o vivas y vayas al unísono con él y con la Vida.

Manuela Ipiña



Manuela Ipiña amor
0

Corazón aerodinámico




Aquella noche, entre sueños, se le apareció el del medio de Los Chichos. Le pidió dos favores; que fuera su mensajero y una canción de colores. Le dijo que había nacido para la alegría, que no se le ocurriera despreciar unas papas. Le explicó que aquel cuento tenía argumento. Le pidió que lo buscara en su sexto sentido y que diera rienda suelta a un caballo loco.

Se fue a trabajar un corazón aerodinámico.

Despertares. Manuela Ipiña


Si fuera una canción, hoy sería
"Siempre, es el tiempo que me queda 
 Aire, llévame a la frontera 
 Nubes, cuidad de mi cabeza"


Desde aquí un homenaje a ese par de dos que tanta alegría me dan con sus canciones, David y Jose, Jose y David.

Sin duda yo quiero uno aerodinámico!

Sois grandes!
Manuela Ipiña Estopa

0

“Porque sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos”


Ya de pequeña, me volvían loca. Los adoro desde que tengo uso de razón. Hace poco me lo recordaba mi madre. Si fuera un aparato,sin duda sería ese. Me encanta volar y sobre todo despegar. Pido siempre ventanilla. El asunto de aterrizar ya es más complicado.

Recuerdo haber ido a verlos despegar durante horas. Qué paciencia tenía mi novio de entonces!

No podían quedarse sin poema, incluido en "No importa cuándo si hoy es todavía", que en parte viene inspirado por esta cita de Cortázar.


“Porque sin buscarte te ando encontrando por todos lados, principalmente cuando cierro los ojos”


Y dice así


Ven, cariño,
que se hace de día.
Échame el pulso
antes de que el sol
despierte mis miedos.
Échame el pulso,
aquí en la cama.
El que gane será
quien empiece a la noche.
Si por algo no me encuentras,
busca entre las nubes,
soy aquel avión
que traspasa las fronteras.
Sonríe a las estrellas
que siempre están de vuelta,
cierra los ojos
y espera que aparezca.

AVIONES

Cuando quieres a alguien no hace falta verle para verle.

Cierra los ojos y espera que aparezca.

Como dicen por ahí; "todo se resume a la última persona en la que piensas a la noche".

Si fuera una canción, hoy sería El poder del mar.


y pasa un avion 
dibuja una linea blanca algodón 
tu almohada tus ojos tu mirada 
estoy en tu casa adoro tu casa..

Manuela Ipiña poesía



1

Sí, No, Tal vez.


Conozco a alguien que suele responder "Si, no y también". 
Me quedé con la respuesta cuando la escuché por primera vez. 

Si alguna vez tuviste vértigos, quizá ya sepas que recomiendan decir, usando la cabeza, diez síes, diez noes y diez tal vez. 
Es un ejercicio que no deja de tener su miga. Cuando hago el tal vez se oye un crujido en mitad de no sé dónde.

Debe ser algo parecido a las puertas medio abiertas. Sin duda la duda y la incertidumbre es lo más pesado de llevar, al menos para mí.

Todo esto me lleva a la estrofa de un poema, que pregunta sin respuesta :

¿Cuántas palabras valen tanto como una imagen?
¿Cuántas imágenes cabe en una sola palabra?
Si?
No?
No sé, me contesto.
¿Cómo se dice te quiero, en sonrisa o verso?
¿Como se dice adiós? Con la mano o con los labios?


En caso de duda, recomiendo escuchar tu propio corazón, seguirlo a pies juntillas y tenerlo contento.No sé vivir de otra manera.

Si fuera una canción,sería el "Quizás" de Nat King Kole.
https://www.youtube.com/watch?v=rDGgUGBD-90


"Estás perdiendo el tiempo, pensando, pensando...."

De Cuando hablan de Creta y yo estoy en Marte.
Manuela Ipiña



Manuela Ipiña POEMA




0

Querida fantasía, me marcho.


Querida fantasía, me marcho. Tengo que dejarte. 
Querido orgullo, también me voy, aunque vengas conmigo.

Dejé de creer en la magia
cuando me decidí a buscar lo que quería.
Dejé de fantasear cuando pude encarar
aquello que tenía delante de mis narices.
Dejé los disfraces cuando dejó de importarme
ser vulnerable.

Este poema habla de eso, de la fantasía y la magia, necesaria y maravillosa pero dañina si se usa para no afrontar una realidad,
para evitarla y dormirse en bellos laureles y evitar actuar
en busca de lo que una quiere.
Quizá no sea muy popular,lo que vende es soñar.No pares de soñar,
cantan por ahí.

Me apunto a ello cuando a la vez uno pisa por dónde pisa.
Evasión o victoría?

Querida fantasía, me marcho.
El sueño comienza cuando uno abre los ojos.

Si fuera una canción, hoy sería Libera me, de Jocelyn Pook.
https://www.youtube.com/watch?v=cJ2NNgB24Ak

“No es posible despertar a la conciencia sin dolor. La gente es capaz de hacer cualquier cosa, por absurda que sea, para evitar enfrentarse a su propia alma. Nadie se ilumina imaginando figuras de luz, sino por hacer consciente la oscuridad.” Carl Gustav Jung.

Manuela Ipiña
Poema del libro No importa cuándo si hoy es todavía.

Manuela Ipiña fantasía poema

0

Las personas más importantes no se buscan, la Vida te las presenta.



No vino del mar, ni de nada parecido. A veces pienso que yo misma lo traje, de tanto imaginar lo que había querido. No llegó antes y tampoco después. Apareció en el momento de encontrarnos con las maletas, con los rotos y descosidos que hicieron que hoy, seamos este presente lleno de alegría.

Vida sabia. Manuela Ipiña

“Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiera elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto.”

Julio Cortázar

"Las personas más importantes no se buscan, la vida te las presenta."



Manuela Ipiña Vida sabia

0

Felicidades!


Feliz cumpleaños,
rubia querida.
Seguimos aquí,
después de tanto,
mucho y poco,
del derecho y del revés,
con atino y sin perdón.
Te miro y tiemblo,
confieso que de alguna
pensé que no salías
y mira por dónde
yo soy la primera
que aplaude cada día.
Yo y nosotras, mujeres de antes,
de hoy y mañana.
El orgullo no es tan malo
cuando muerde al servicio
del sagrado femenino.
Hoy que es tu cumple
no te diré nada que escueza.
Yo te celebro y por dentro te acompaño.

¡FELICIDADES!


No importa cuándo si hoy es todavía.
Manuela Ipiña


Manuela Ipiña Poesía Felicidades

0

820 Formas de decirte que te quiero



Una cereza, mano sobre la mesa.
Te soplo al oído, le cuento a tu brazo
que erizas mi pelo, la nuca y un beso.

Los dedos repasan tu cara y el mapa.
Respiro y absorbo.
Nota dispersa y el mundo que gira.

Tuesta mi pan y dame chocolate
Dame la brisa que llega de rescate.

Grita cuando quemen
los dragones el castillo,
diles que me quedan
ochocientas veinte formas
de decirte que te quiero.

820 FORMAS


No importa cuándo si hoy es todavía.
Manuela Ipiña



manuela ipiña poesía te quiero 820

0

Amor es sin Hache



Pasando el calendario
me encontré con palabras
destrozadas por hechos,
recompuse las mezclas
y ellas me dieron amores sin hache
troncos sin ramas
(que nunca se pierden)
y ganas de seguir
contando primaveras;
sobre todo palabras,
millones de valientes
que saquen del armario
al verso más cobarde.

Manuela Ipiña
2

Bicicletas


Bicicleta

Por comer con alegría,
reventar la canción
y beberme la vida.
Por gritar sin hacer ruido,
tocarte sin las manos
y vender bicicletas
que solo tengan ruedas.
Por reír a carcajadas
y llorar de amor
por encima de palabras.
Por romper los cristales
que parecen invisibles,
apagar tus farolas
y contar a las estrellas
que despierto sin dormir,
que todo son motivos
para que un día de estos
puedas detenerme,
si es con tus manos
hablando de amor.
0

Nacieron las Palabras




No me encontrarás
entre gritos escondidos.
Tampoco escucharás
palabras medio dichas.
El día que me quieras,
no habrá fuegos sin quemar
ni restos de ceniza.
Tan solo una sonrisa
de visita inevitable.
0
Con la tecnología de Blogger.